Achicoria es salud

El ciclo de la achicoria

Proceso-Achicoria

 

Todo parte de una planta muy común en nuestro país, la achicoria  (cichorium intybus), perteneciente a la familia de las endibias.

De la raíz, mediante el proceso que veremos a continuación, se obtiene la achicoria tostada (para tomar sola o mezclada con café)  o bien soluble (que nos permite preparar una saludable infusión mezclada con agua o con leche), sin olvidar la multitud de aplicaciones que tiene en la cocina tradicional y moderna.
El proceso de transformación desde su recogida en los campos hasta la llegada a nuestros hogares es  totalmente natural

El proceso en video

 

 

Agua, aire, fuego y una gran cantidad de conocimientos técnicos son los elementos naturales que intervienen en en el proceso de elaboración de la achicoria

 

 

El cultivo

 

La siembra se realiza en la época primaveral y tras un ciclo de crecimiento de 6 meses se procede a la recolección.

La principal zona de cultivo en España se sitúa en Castilla y León.

En el resto de Europa, los cultivos se encuentran en la zona norte de Bélgica y Francia, país de gran tradición de cultivo de esta planta, la zona de producción se sitúa en las regiones del Norte (Nord Pas de Calais y Normandia), el país de los ch’ties conocido por la película “Bienvenidos al Norte”.

El lavado y secado

 

Una vez cosechadas, las raíces de achicoria se lavan y se cortan en láminas de 7 a 8 mm de grosor y se someten a un proceso de deshidratación para reducir su alto contenido de agua (75% aprox.) hasta un nivel por debajo del 10% para garantizar una buena conservación. Tras su enfriado, las láminas secas se almacenan preservándolas de la humedad y la luz solar directa, para ser sometidas posteriormente a un proceso de tueste.

El tueste

 

El proceso de tueste se realiza introduciendo las láminas secas de achicoria en un horno esférico giratorio que garantiza la homogeneidad del tueste, se añade una mínima cantidad de aceite de girasol (para evitar que las láminas se adhieran unas a otras) y se aplica calor durante 2 horas aproximadamente. Durante este tiempo, el maestro tostador realiza controles puntuales de la calidad y la intensidad del tueste para garantizar el sabor único de la achicoria.  Una vez terminado este proceso, se procede al enfriado del producto, depositándolo en un enfriador giratorio, provisto de aspas para remover el producto y facilitar el enfriamiento al contacto con la temperatura ambiente.

 

 

El molido

 

Una vez enfriadas las láminas secas, se trocean en granos y finalmente pasan por un proceso de calibrado para separar los diferentes tamaños de los granos.

La solubilización

 

Para la obtención de la achicoria soluble, los granos tostados se mezclan con agua caliente y el jarabe resultante pasa por un proceso de centrifugado para homogeneizar la mezcla. El jugo de achicoria se filtra antes de proceder a su solubilización, que consiste en rociar el extracto de achicoria desde la parte superior de una torre de secado industrial de 37 metros de altura y aplicar una corriente de aire caliente  desde la parte inferior de la torre para obtener un  polvo fino y suave.

El envasado

 

Para el envasado, Molabe utiliza materiales que preservan el producto de la humedad, tanto por la composición de los mismos como por la utilización de un sistema de soldado en los envases, haciéndolo prácticamente hermético.

Molabe participa en el programa Punto Verde para el reciclado de los residuos de los envases una vez usados.

 

 

envasado-560x280